Anderson Mora lucha diariamente por sus sueños. Para él, el deporte es su motivación y estilo de vida. Con apenas 24 años de edad, ha logrado sobre llevar su vida de la mejor manera posible, a pesar de poseer condiciones especiales.

Desde los nueve años sufre de distonia generalizada, enfermedad que le atrofia los músculos y ocasiona que su cuerpo se vaya deformando. Esto no ha sido impedimento para que pueda hacer realidad sus sueños, como el de ser un gran deportista y participar en innumerables competencias y maratones.

Desde los 18 años descubrió su pasión por los deportes y con la ayuda de la organización Puerto Cabello Runners ha entrenado fuertemente para hoy participar en maratones de hasta 15 kilometros en tres horas. Para él, el deporte es la vía de escape para no caer en depresiones.

Anderson asegura que el deporte es lo que lo motivó a seguir adelante, pues logra alcanzar obstáculos que para muchos, pareciera imposible. “Muchos usan la excusa de NO PUEDO; yo creo que eso es un mito, una leyenda porque querer es poder, porque cuando quieres algo en verdad tú te lo propones luchas fuertemente por llegar a esa gran meta”, confiesa.

Las competencias se han convertido en lo principal para Anderson, por lo que diariamente se prepara físicamente para participar en cada una de ellas. Con la ayuda de su familia y de todas aquellas personas que lo apoyan a podido asistir a diferentes eventos en todo el país, dejando en nombre de esta tierra mágica en alto.

A su corta edad ha competido en innumerables carreras, entre las que destacan la famosa  Valencia Rock, Caracas Rock, carreras Kaffas, Vopak, entre muchísimas otras.

Otro de los sueños que tiene Anderson por cumplir es crear su propia fundación, con el fin de poder ayudar emocional y económicamente a quienes como él poseen alguna discapacidad.