Puerto Cabello cuenta con el majestuoso Teatro Municipal desde el 19 de febrero de 1874, gracias a las ambiciones de Pedro A. Valbuena, Francisco Brandt y Francisco Jáuregui, quienes observaron la necesidad que tenía la ciudad para mostrar las manifestaciones culturales.

A pesar de que a la obra aún le faltaban detalles para completar su construcción, fue inaugurada así y con el pasar el tiempo se le fueron sumando cambios en su infraestructura, hasta que estuvo totalmente terminado en 1898. Para la época asistieron grandes artistas como Ana Pavlova, Carlos Gardel, Augusto Brandt, Teófilo Leal, Antonio Saavedra, Rafael Guinand, Jesús Izquierdo, entre otros.

Para 1985, Orlando Sabatino y el Consejo Municipal crearon la Fundación Juan Antonio Segrestaa, para la conservación, mantenimiento y funcionamiento del Teatro. Entre 1977 y 1989,  a través del Ministerio de Desarrollo Urbano, el Gobierno Nacional lo restauró y entregó a su pueblo.

Esta hermosa infraestructura es de tres plantas, su decoración encarna el estilo francés versallesco y aunque en un tiempo fue escenario de descuido y abandono donde se alojaban familias pobres que no tenían vivienda, hoy en día eso quedó en el pasado porque su belleza y poder ha sido mejorada gracias a las intervenciones y mantenimientos del gobierno local, quien ha invertido más de 2 mil 500 bolívares para la rehabilitación de los espacios internos y externos, incluyendo butacas, aire acondicionado, tarima y restauración de una lámpara de 20 mil lagrimas de cristal.